Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

POEMA

Publicado en por alontrix

Ahora sé lo que se siente perder.

Ahora entiendo el dolor de un padre

Cuando le arrebatan lo más querido.

Ya me esperan en el camino

Pero no quería irme sin lamentar

Ante ti mi viaje.

Creciste conmigo como una hija obediente

Y sin ser tú quien algún día huya del lecho paternal,

Soy yo quien hoy llora nuestra despedida.

Soy yo quien parte con toda una vida como equipaje.

Bella Amapola, tú te quedarás

Recibiendo el mismo rocío, la misma brisa,

El mismo amanecer, el mismo ocaso.

Esa brisa, ese rocío, el frío cada vez más fuerte lo sentiré,

Golpeando mi cuerpo y empujándome para

Seguir a donde no existe nada, a un abismo oscuro;

Todo porque el futuro es incierto.

A dónde llegaré bella amapola.

Tendrás la protección de dos rocas

Que colocqué a cada lado desde que fuiste semilla;

Y un sauce viejo que vio nacer, crecer y morir

A mi familia, nuestra familia.

Si entendieras de las preocupaciones que hoy me ocupan.

Tú, tan solo te preocuparás de ganarle

la eterna lucha de la belleza a la rosa.

En cambio yo debo irme

Tú a las entrañas de la tierra seguirás aferrada.

Deseo estar en tu silencio.

Bella amapola. Te vi florecer, expandir tus pétalos

Floreciste con la misma belleza de una mujer después de su primer cambio de luna.

Tu reflejo corre por mis mejillas.

Me huye la fuerza para decirte que si te llevo o no, igual morirás.

Ese es nuestro cruel destino.

Pero debo irme

Y quiero hacerlo aferrándome a un recuerdo

De quien te cultivó y amó como a otra hija

Con el mismo nombre.

Amapola.

 

 

Ver comentarios

POEMAS A LA LUNA

Publicado en por alontrix

I

 

La Mama Quilla también sale entre las montañas

Y juega a esconderse entre las nubes.

Alinea las estrellas y otras veces Las une para formar nombres.

La cubre un manto de luces

Y se posa encima nuestro cada vez que la nombramos.

Ella es la madre que cuida de sus hijos en las noches,

Nos regala la fragancia del jazmín

Y nos arrulla Mientras nos dormimos mirando al cielo.

Ver comentarios

POEMAS DE BUENOS DESEOS

Publicado en por alontrix

Que el Taita Inti irradie a tu camino

La Pacha Mama bese tus pasos al andar

La Mama Quilla se convierta en tu fiel cómplice y amiga

Y si me necesitas búscame; y me dejaré encontrar.

 

Ahora, si soy yo quien te necesita,

Déjate de mí encontrar

Para que te conviertas en mi sombra

Aquella que un día perdí

Al creerme Peter Pan.

                                     ALONTRIX

Ver comentarios

POEMAS ARCO IRIS

Publicado en por alontrix

I

 

... Y la luz de la luna entró en mis lágrimas.

Aquella noche de mis ojos salió el Arco iris;

un Arco iris nocturno.

Fui en su búsqueda, buscando también una respuesta.

me dijo: eres Yanakuna.

 

II

Saldré ahora en busca del cuarzo sagrado,

me espera en el gran trueno

que pronuncia mi nombre.

 

III

 

La Ayawaska me pintó por dentro un alma nueva y sana

el espíritu originario que deseaba encontrar,

Y por fuera una sonrisa que no morirá jamás.

La Ayawaska también es artista, me moldeó, me construyó, me dibujó

Siempre que me llama acudo a su llamado

como cuando Lerma en sueños me dice ven a visitarme.

 

 

Ver comentarios

POEMA

Publicado en por alontrix

En un otoño cualquiera

un viejo roble que con su sábila

curaba las heridas del tiempo

veía cómo sus raíces se habían extendido

y cómo yacían agonizantes.

 

Tuvo la condena de la inmortalidad

y el otoño con su arremtida solo lograba desnudarle sus ramas, sus otras extensiones.

 

No podía vencerlo completamente, nunca lo logró.

 

Bajo la sombra escasa que brindaba, sucede que un día de ella me vi protegido.

 

El silencio vagó por el mundo

hasta llegar al antiguo roble víctima del tiempo.

 

Una brisa fuerte arrebató una nube de hojas que fue cayendo

y en una vi el olvido, grande, seco, inquebrantable.

 

En otra que caía lentamente observé la soledad,

prefirió haber sido él, el primero en ser talado.

 

Otra hoja contenía la resignación, una más el olvido;

una en su color naranja tenía el ocaso eterno de la vida.

 

Otra hoja parecía que sangraba, era el dolor de haber quedado solo.

 

Así fueron cayendo, lentas pero con tal fuerza que parecían rocas.

 

El viejo roble nunca floreció con hojas verdes, vivas,

siempre fueron secas, muertas, hirientes.

 

Ése fue el árbol más humano

Manifestaba estar muerto en vida.

 

ALONTRIX.

 

Ver comentarios