Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

ESA NOCHE SÍ HUBO ALGO.

Publicado en por alontrix

Veinticinco años después me las di de detective, sin armas ni peligros que enfrentar. Llegué con el hambre de trabajar y con la desesperación de tener sueldo para pagar deudas. Cuando pisé el pueblo por primera vez aun sentía el vaivén del carro que durante largas horas y a lenta velocidad me trajo a estas tierras. Sin amigos, sin haber conocido a mis colegas y lo inesperado que hacía su reino en mí, vi alejarse el bus que se burlaba con su estridente ruido del motor dejándome envuelto en una nube de polvo.

Tuve la sensación de que era un pueblo fantasma, me sentía perdido, un poco nervioso. Deseaba que todo esto se quitara y me dejara pensar con cabeza fría lo que debía hacer. ¿Dónde estará el colegio? El que sería mi casa dentro de los próximos cuatro años, ¿Dónde estaba el pueblo que me había dicho mi madre; era un pueblo hermoso con jardines de amapola y un gran mercado al que llegaban comerciantes de diferentes lugares con ganado y artesanías?, ya no venían a truequear, todo el mundo tenía dinero y se creían Dioses con pistolas de todo tipo ceñidas a su cintura.

Hoy hace veinticinco años mi madre llegó a este pueblo siguiendo el llamado de los mercaderes, hace veinticinco años  cuando aún no había nacido yo, bueno, al menos mi madre estaba en sus primeros meses de mi embarazo. Encontró un hospedaje de habitaciones húmedas y pisos de tabla donde se escuchaban los pasos de quienes las habitaron alguna vez y no habian podido salir de ella.

 

-Buenas, ¿Tiene habitaciones? Preguntó mi madre.

Yo era un feto más ya sentía frío. Es una población lejana y vestida de verde por sus montañas, se cobija con la neblina y su almohada es un volcán que nunca ha despertado ni siquiera por el temblor apasionado de sus primeros habitantes a medida que daban paso a nuevas generaciones. 

-Sí siga, respondió una señora. Ya había caído la noche y una vela era lo único que alumbraba el largo pasillo de la casa. Hasta la señora parecía un fantasma.

-Mire usted le dijo, esta pieza siempre la alquilo a un comerciante ganadero que viene cada lunes al mercado. Hoy no ha venido y pues se la doy a usted para no perder plata.

 

Mi madre sintió el salto de alegría que di en su vientre, recordaba a la virgen en su embarazo buscando hospedaje sin encontrarlo. La suerte al parecer le estaba sonriendo en un lugar desconocido. Más sin saberlo, un camión se malogró en plena vía, la misma que me acogió en mi primer viaje a este lugar de cobija de neblina. Luego de dos horas el camión cargado de vacas y su boñiga fresca lograron continuar su viaje; y el ganadero comerciante ya se acercaba a reclamar su habitación de todos los domingos.

 

Y mi mamá conmigo a bordo se estaba quedando poco a poco sin dónde alojarse. ¿Será que al verla y al saber que está en embarazo, aquel señor se compadecería? 

¡Pues no! Pita el camión mal oliente casi a la media noche de ese domingo, llega el señor con barriga de camionero y reclama la que por años se convirtió en su lugar de descanso. Y mi mamá y yo, como María sin José. En esa fría, desolada noche, llena de desesperación, yo con un tamaño de no menos de cinco, diez centímetros pronuncié mi primera palabra ¡Hijueputa! la vida que me espera.

 

La señora dueña de la casa era una vieja decrépita que exhalaba muerte, de Divina Encarnación solo tenía el nombre, nos llevó a la pieza de su hija, una adolescente tierna, inocente, ingenua, quien abrazaba sus peluches para lograr dormir, una cara de niña de nada le servía a un cuerpo de mujer en formación. El deseo le florecía poco a poco y su cuerpo buscaba con ancias eróticas salir de sus apretadas ropas. En la oscuridad, no nos hacía sospechar de nada más.

 

¿Cuántas mentiras esconde la oscuridad?

 

De inocente, ni un pelo de su cabeza ni de su bello púbico. Cuando la neblina cubre a la luna los amantes salen a buscarse, así que entadas las primeras horas de la madrugada el novio de esta "ingenua" niña entraba a su aposento,  como siempre ella dejaba la puerta abierta para que éste no tuviera problema y él aprovechando que Divina Encarnación dormía saltaba de la orilla del río al patio de la casa de su amada.    

 

Al parecer, el único un lugar seguro era yo dentro de mi madre.

 

Qué erotismo, lo prohibido siempre exita, yo quería quedarme a sentir, a presenciar lo que pudo estar a punto de suceder, pero mi madre incómoda y sin el ánimo de hacer trio salió y otra vez, nos quedamos sin habitación. Los movimientos que hacía desde el vientre era porque me quería quedar para saber si hicieron o no algo esos dos en esa noche. Ya desde antes de nacer era curioso.

 

Claro que mi mamá no quiso quedarse e incomodar los amoríos juveniles de estas dos personas y se sentó en una banca ubicada en el patio. Y yo con la duda.

 

Pasaba y pasaba el tiempo, la mañana estaba lejana y el mercado no llegaba. Luego la señora esta llega al patio para ir al baño con una vasenilla en sus manos rebosada de su orina, al no haber espacio para más prefirió orinar en el baño y vaciarla. ¡Uf! Al menos de divina tiene el nombre y su vejiga.

 

Cuando miró a mi mamá y su vientre moviéndose más que por el frío, por la curiosidad, quería saber lo que en la habitación de su hija estaba o podría estar sucediendo. Le preguntó: ¿Qué fue mija?

Mi mamá fue prudente y no quiso ocasionar un escándalo en plena madrugadaque pudo despertar a los huéspedes, no delató a nadie. Dijo que la muchacha se movía mucho (eso me lo puedo imaginar) y temía que le golpeara. Por ello que que a las cuatro de la mañana  por fin descansamos en una cama hasta las seis de la mañana, trasnochados, con frío, mi madre trabajó por primera vez en ese mercado de ganado y artesanías.

 

Veinticinco años después llego como profesor a Guachicoles, empolvado y sin saber qué hacer. Después de tanto buscarla ella llegó hasta mí en una ocasión.

 

-¿Usted es el nuevo profesor? Mucho gusto yo soy la persona de la que le habló el chofer, me llamo Divina Encarnacióny es bonito que un profesor joven venga a este pueblo a envejecerse. Si gusta yo le puedo dar hospedaje ya que tengo una habitación disponible, las demás las alquilo de domingo a lunes que es el día de mercado. La habitación que quiero que usted vea la ocupaba un señor que fue ganadero y hoy es el dueño y chofer delbus que lo trajo a usted. Él va y viene pero ya nose queda en mi casa tiene una finca en una vereda cercana.

 

La verdad, me pareció increíble  saber que conocí fuera del vientre a la señora, conocí fuera del vientre al ganadero barriga de camionero. Y fue más increíble cuando me presentó a su nieta, tiene veinticuatro años. ¡Qué divina! Ella sí debería llamarse así.

 

Gracias mamá por haber salido de esa habitación, de no heber delatado a esa niña y por haber permitido que tuvieran toda la madrugada para hacerla y para que quedara así de hermosa.

 

Ahora ya sé que esa noche sí hubo algo.

 

 

 

 

Ver comentarios

LA CINEASTA PIRATA

Publicado en por alontrix


Caminando de nuevo las calles de mi ciudad blanca, mejor aun de mi ciudad dálmata, la encontré, pensé que era un mito esta mujer y resultó ser cierta, tan cierta como de que yo existo en esta selva de cemento como dice la canción de Héctor. Pues en esta selva pensé que yo era Tarzán. No me había dado a la tarea de explorar los lugares donde la mayoría de personas como ella se hallan todos los días; pero todas las personas son únicas y ella era la que me motivaba, la quería conocer, preguntarle de su vida, tomarle alguna fotografía. Decirle cuán importante se volvió para mis estudiantes y para mí también, ella es la prueba viviente de que el empirismo nutre la intelectualidad.


Si no estoy mal, me dijeron que se llama María, como la protagonista de la novela de Isaacs, o a lo mejor su nombre sería María del Carmen como la protagonista de Qué viva la Música! Me sentía nervioso la primera vez que la vi que ni siquiera me acerqué para hablarle, seguí derecho rumbo a la facultad de Santo Domingo iba tarde y no sabía cómo entablarle una conversación. Me creía en la necesidad de tomar clase de cómo putas hablarle a una mujer pues era tal la fuerza y la presencia de dicha mujer esbelta de rostro limpio y abdomen de madre de dos hijos o quizás más, lleno de estrías que parecían olas.


-Ya la vio profe? Qué le dijo ella, qué le dijo usted, no nos creía y ahora qué dice, uno puede rezar sin necesidad de estar en una iglesia, uno puede aprender sin necesidad de estar en una Universidad, ella obtuvo beca total en la Universidad de la vida, la más barata y la que te enseña de todo.

- No fui capaz de decirle algo, ni siquiera me le acerqué demasiado. Tan solo desde la esquina.

 

Años después llegué a trabajar a mi ciudad en la academia de cine de la Universidad donde yo estudié. Me parece una total mentira que en tantos años de vida en esta ciudad balcón, en la pasarela de la idolatría, nunca la haya visto, a lo mejor por ese tiempo no vendía pelculas, pues ella por azares del destino tuvo que trabajar, de eso me enteré, por sus hijos y por darles la mejor educación o la que al menos según sus ingresos les haya podido dar. La cineasta pirata , vendía películas en la esquina del centro comercial a dos cuadras de la Universidad y era la preferida de los estudiantes de cine, pues siempre se veía las películas para comprobar si estaban bien quemadas, las vendía por dos mil pesos y aseguraba que estaban bien, porque ya la había visto.


Y así de película en película conoció a Passoloni, Iñárritu, Chaplin, la fotografía, el cine mudo, la película como una posible literatura visual, el mundo y "su actitud de entrega". Cambió la pornografía para adultos  por el cine europeo y cine arte; de esa forma aseguró una clientela, los estudiantes universitarios. Aunque sabían de la piratería en contra de los mercados y de la mala calidad, en su vida de estudiantes no les interesaba. Pero me pregunto por qué no la conocí antes, dónde estaba, por qué las películas de VHS no tenían la misma demanda que las grabadas en un CD si yo iba a ese mismo lugar día tras día, buscando No sin mi hija, para mi trabajo del cine comprometido con las situaciones de aquellos tiempos, buscaba Golpe de estadio como una nueva propuesta cinematográfica colombiana, claro la misma que se vino al suelo por cintas llenas de putas, mafia y traquetos.


Pero por qué no la conocí antes, no es porque ahora haya sido demasiado tarde, solo que antes sí tenía esa actitud juvenil y encantadora que me hacía arriesgar a cualquier mujer con un hola y un beso enseguida, pero con ella, el simple hecho de mirarla por primera vez me intimidó, a mí, un director de cine estudiado en Europa y Estados Unidos que se vio caer en la ciudad que de cine no sabe, ni siquiera sé por qué existe esa carrera si los cinemas donde antes presentaban las cintas de Vicente Fernndez, hoy yacen en el olvido sobre todo el que lleva el nombre de un poema del maestro Valencia. Ahora ni el poema ni el cinema existen, porque tampoco leen. Entonces qué hace ella aquí, qué hago yo aquí.


-¡María!


Quisiera gritar su nombre y huir pero me avergüenzo y creo que ya me miró. Todo poeta todo director de cine debe tener una barba sopera, cabello largo como señales de dedicarse a su oficio, no me ha de querer así. No puedo creer que esté empezando a sentir algo por ella a pocos días de conocerla, no debe ser amor a primera vista, eso es para parejas cursis y estúpidas, a lo mejor es envidia, envidia porque ella aprendió lo mismo que yo, ella debería ser quien esté en un claustro hablando de cine contemporáneo y yo debería seguir en Europa aparentando ser. Que venga la policía y le arrebate ese lugar a todos esos que venden y mueven el cine pirata sobre todo a ella quien sin saberlo me hace daño, me hace enamorar. El amor. el peor de todos los daños. Mal parida sea la vez que firmé contrato.


 Buena tarde señor profesor en el día de hoy vengo a hablarles del cine y el conocimiento previo que tengamos de las hoy llamadas características de cintas gringas. No falta el agente armado hasta los dientes, tampoco la mujer bonita que muestre su cuerpo, el ex agente amigo del primero que se vuelve malo, terminan los dos peleando a puño limpio teniendo armas.

 

Y así en todas las películas de acción, o sea compañeros no ha habido creatividad a lo largo de casi diez años, las películas de acción al parecer tienen la misma trama...

 

Ahora es un gusto para mí presentarle a nuestro profesor y traerla ante ustedes a nuestra ya conocida amiga, la que hoy por cariño llamamos la cineasta pirata.


(Qué, cómo, no me habías hablado de eso, por qué. con qué permiso la traes a mi clase, qué intestas hacer?)

 

El gusto es mío señora


(Estoy sudando)


-Buena tarde ya llevamos algunos años siendo amigos y clientes, para que el profesor me conozca mi nombre es María  yo trabajo a dos cuadras de esta facultad, todo empezó cuando me vi sin trabajo e inicié en esta labor de vender entretenimiento.


(Mientas ella habla yo la escucho y no sé qué hacer al tenerla tan cerca. Habla del Jazz, ¡Del Jazz! Espero que sepa que éste no es un jabón para usos de cocina).


Es increble, la tengo tan cerca y no puedo dejar de verla e imaginarme que somos dos actores de una comedia real, la vida. Que por mi torrente sanguíneo viaja la emoción mezclada con ira y envidia. Mas qué culpa tiene ella de mi frustración. Si ella es una pirata yo estaría en un grado menos que ella, la decepción de este mundo acultural me produce náuseas.

 

 Profe, profe, profe, se siente bien?


Ah? Ah Sí, sí gracias por sus aportes, quisiera saber qué le motivó llegar al cine, ahora su trabajo lo hace por amor al trabajo o por el arte.


 - El arte es una mezcla de intelecto. No sabía de arte, es más, me falta demasiado para saber qué es una obra, qué es un artista y comprender por ejemplo el círculo de obra, artista y lector. O podemos llamarlo, obra, artista y receptor.


(Tiene ideas Blanchot-ianas, eres una en miles).


Tú, perdón  usted, me permitiría conocerla, saber de su vida y quizás, si lo desea que ellos y ellas quienes ve usted sentados; y yo, le dediquemos un documental, hagamos de su vida un ejemplo, hacer que sus hijos la vean en una pantalla. Qué dice!, Se anima?


Yo lo calculé todo, cámaras, libretos, cables, personas, tráiler, efectos, en fin, todo ¡Todo!. Y ella nunca llegó a la primera grabación.


La cineasta pirata .


Su embarcación fue invadida por policías que buscaban desalojar el espacio público. Cuando llegamos, no había piratas, no había tesoros, no había mapas. Me enamoré de mi protagonista antes de que lo fuese, nunca fue la protagonista de ningún documental tan solo de mi vida, la más compleja de todas las películas, donde yo mismo soy el antagonista, el director y en la que yo decidiré como en el teatro, cuándo bajar el telón. Cuándo bajar el telón.

¿Cuándo bajar el telón? ¿Cuándo decir corte?

 

Gracias por haberla llevado a mi clase y nos vemos el lunes.


¡Espérame pirata y juntos maniobraremos el mástil!     

 

 

 

 

Ver comentarios

.

Publicado en por alontrix

Tienes el nombre que no soy digno de decir.

Tienes el silencio que no soy digno de callar.

En tu voz está la música que no puedo oír.

Y tus besos son la meta que quiero alcanzar.

Eres una guepardo que se acerca paulatinamente

A su presa, la intimida, mas no la caza, no la devora.

Tu belleza te ha hecho terca, fuerte, desconfiada y algunas veces soñadora.

Eres ese pecesito que solo muerde los lados de la carnada y huye despavorido,

Yo soy el pescador que espera a la orilla sentado y dormido.

Eres el ratoncito que aprendió a desactivar las ratoneras

Y se negó a ser una víctima más del queso envenenado de amor,

El amor que es la misma muerte.

Eres el sueño que no he cumplido

Y al no tenerte,  feliz vivo.

No eres mi espejo pues en ti no me reflejo.

No eres ni mi ánimo en mis victorias, mucho menos mi consuelo en mis derrotas.

Solo tienes el Arcoiris en tus pupilas.

Y eso me basta y hasta me sobra

Para seguir alimentando lo que en verdad eres para mí,

La más bella y la más grande de mis quimeras

La que quiero y no quiero tener

Mi mentira más verdadera.

Ver comentarios