Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

CÓMO SON LAS FAMILIAS GRANDES

Publicado en por ALONTRIX

 

Una familia es el principal apoyo que tenemos desde que nacemos, es nuestro primer grupo social, en ella se hallan los primeros maestros que son nuestros padres, pero también se puede convertir en tu principal muro a destruir, podría llegar a ser tu más fuerte inconveniente y encontrar en ella tus principales enemigos o mejor aún, contradictores. Todo depende de ti, de cómo la ves y cuál sería tu relación con ella. Sea lo que pienses de esto, lo seguro es que si tu familia es tan grande que se divide en familiares en la vereda, el pueblo y la periferia de la ciudad, los que fueron a asegurar un futuro en ciudades más grandes o quienes viajaron al otro lado del charco a trabajar cuidando viejitos, si tu familia es tan grande que se te olvidan los nombres de tus primas más lejanas, pues lo siento, tu vida privada ha desaparecido.  Tanto que tener gripa, fiebre o en el peor de los casos diarrea será un pecado. También un pretexto para visitar a la tía una tarde en busca de remedios naturales. 

Ella es la tía a la que solamente buscan para que compre rifas, van a pedirle plata prestada, también hojitas de cualquier hierba ya que ella tiene un patio que parece una selva repleta de matas, materas y jaulas con pajaritos. Y quince minutitos después de haberte dado el primer estornudo o espasmo en el grupo familiar de whatsapp publicaron tu situación, hasta la prima quien vive en Europa supo de ti, los primos lejanos que ni siquiera te han visto saben que en algún lugar del mundo tienen un familiar resfriado o enfermo del estómago, lo que es peor, la abuelita vive en tu casa, por lo tanto es visitada constantemente y hasta que no superes el malestar no habrá más tema de conversación, sin embargo, a más de un mes de haberte mejorado el tema sigue y dicen que es un virus que está andando. Así entonces, no debe faltar en tu cocina pan, café, leche y una escoba hacia arriba para las visitas eternas.

En según lugar, si tu familia es grande, procura que en ella exista el primo ladrón, el que es visto como lo peorcito, al que nadie deja entrar a las casas pero acudes a él cuando te roban la bici o la moto, aparece en menos de un día, pagas rescate y él se queda con la mitad. Ese es el primo que sirve como ejemplo, para bien o para mal pero es un ejemplo. Es por él que los demás familiares han triunfado, para no ser como él, la tía con plata hizo estudiar a los hijos en colegios religiosos. Pero es por él que existen los demás. Así entonces, en todas las familias debe haber un ladrón y por lo tanto un policía para que ayude cada vez que lo arrestan, también un abogado para que lo defienda, si tu familia es de pueblo también habrá un tío mafioso con cadena de oro y camisa a cuadros que paga al abogado y al policía para que el primo ladrón tenga salida. Que no te falte una prima enfermera que cure las heridas cuando sea apuñalado el Yuberfrey, ese es el nombre de tu primo el ladrón. La prima enfermera en cada sutura con el hilo de cocer heridas intenta escribir su nombre: Jasbleidy.

Tercero, no debe faltar en familia grande el tío profesor que van a buscarlo en las noches sobre todo los domingos a las nueve después de un paseo, para que le explique las tareas a todo el mundo sobre todo al hermanito menor del Yuber que va perdiendo sexto por tercera vez y está siguiendo sus pasos. No faltará en esa casa el estudiante revolucionario mechudo hijo del profesor, con camisa negra estampada con el sagrado rostro de Bob Marley o el Che. El Yuber lo dota de hierba. No debe faltar en familia grande y por ningún motivo, la prima casquisuelta, la quita novios de sus vecinas, la que se lo da a todo el mundo menos a ti. Esa desde los quince años está pariendo como los cuyes y los conejos, la critican tanto, pero nadie dice nada de la abuela que tuvo diez hijos.

Cuarto, tu familia es tan grande que te enamoraste de una prima, la monja de tu familia ya lo sabe y si no hay monja al menos busca tu tía rezandera que casi se desmaya cuando supo que la Jasbleidy está otra vez preñada y sale con la misma frase de siempre: el niño no tiene la culpa.

  • Al menos es enfermera y puede buscarse un médico que trabaje con ella.
  • Sí tía pero la preñó el señor que cuida los carros en el parqueadero del hospital.

Quinto, no te aproveches de tu tío el mafioso de pueblo porque como piensan que tiene harta plata es al que ponen de padrino de todos los hijos que van naciendo. Y él no tiene la culpa de que la Jasbleidy y sus hermanas sufran de facilitis.

Sexto, si tu familia es grande que no falte la tía que tiene tienda, vende minutos y vende fritanga en la esquina de su casa, la que fía y quebró porque todos iban a pedirle fiado. Hasta los familiares que viven a diez cuadras, iban a pedir crédito. 

Séptimo, si tu flia es tan grande has de tener en ella un taxista o moto taxista, te lo encuentras en el centro, te subes en su vehículo y sabiendo que no te va a cobrar le haces la pregunta tonta: ¿Cuánto te debo? Al menos para que piense que tuviste la intención de pagarle. Dile a tu tía la de la tienda y la fritanga que tampoco saque el carrito de perros los fines de semana en la noche, también van a pedirle fiadas las hamburguesas y los sábados por la noche que apague o esconda el celular de los minutos.

  • Tía me fía un minuto, es para llamar a la Jasbleidy.
  • ¿Qué pasó?
  • Otra vez apuñalaron al Yuber.

Por lo que más quieras no hagas fiestas, la sala de tu casa es tan pequeña que no van a caber, no te olvides que tu manada es tan grande que no todos van a llevar regalos, es más, van a llevar patos metidos que tragan y toman como descocidos, que te dañarán el sanitario, el primo universitario llevará amigos y el Yuber borracho busca pelea o se roba el cofre de los sobres. Sigue comiendo arroz con huevo, si haces algo rico de comer lo huelen a distancia, llegan sin decir y tienes que compartir el manjar de estrato uno que es comer carne asada.

En fin, volviendo a las familias grandes con primo ladrón y prima coqueta; ellos no saben que son el ejemplo de todos. Si en tu familia no hay alguien así, no te preocupes, hay muchos Yuber y Jasbleidy con otros nombres. Si tu familia es pequeña, tranquilízate, todo es cuestión de tiempo. Y por último, si en tu familia nada de esto sucede entonces no la conoces lo suficiente o el ladrón eres tú; o eres tú la prima casquisuelta.

Por Alontrix Quintello.

Ver comentarios